Año 2052, ¿voy a cobrar mi pensión?

Sin duda es uno de los temores que hoy tiene cualquier cotizante a la Seguridad Social, saber si en el momento que le toque jubilarse, habrá fondos para su pensión y no menos importante, cuántos fondos.

 Es un debate en carne viva que afecta incluso a la política y todos los grupos saben que es un melón que hay que tocar, pero nadie parece que lo quiera hacer. Ya en 2013 un grupo de expertos emitió un informe con el fin de analizar la sostenibilidad del sistema público. Hoy, nuestro sistema público es de reparto y, bajo el prisma demográfico, mayor esperanza de vida, menores nacimientos y “botijo” poblacional, que no pirámide, plantea serias dudas sobre su suficiencia en el medio plazo.

 Ahora bien, ¿Qué pasa con los fondos privados? Acabamos de ver como 3 fondos inmobiliarios británicos han inmovilizado 11.000 millones de Euros, debido a una solicitud masiva de rescates por parte de los inversores. Para ponerlo en perspectiva el Gobierno Español ha anunciado que va a recurrir a 8.700 millones de Euros del Fondo de Reservas de las Pensiones. Otro dato esos 11.000 millones de Euros suponen aproximadamente el 45% del remanente estimado de la hucha (unos 25.000 millones de Euros).

 Volemos al 2052. Imaginemos que mi fondo de pensiones va al mercado para hacer líquidos los activos en los que ha invertido mis ahorros para pagarme la pensión y se encuentra con un “corralito” similar al que estamos viviendo esta semana y no puede deshacer las posiciones, ¿Cómo puede ser? Si me dijeron que invirtiera en el sector privado porque el público no sería capaz de pagarme la jubilación y, ¿ahora resulta que el sector privado tampoco?

 La entrada en vigor de Solvencia II para las entidades aseguradoras y Basilea III en las financieras debe evitar este tipo de situaciones – esperamos la Solvencia II de las Pensiones, sobre todo de Prestación definida -. La concepción de la fórmula estándar para el cálculo del capital económico y la definición de los activos y su cualificación deben servir para que llegado un punto como este se generen recursos alternativos suficientes para que los tomadores y asegurados, no sufran impacto en sus ahorros por fluctuaciones debido a los mercados.

 Una buena visión prospectiva de los riesgos, con unas hipótesis realistas que contemplen este tipo de situaciones, así como otras, debe servir de herramienta de gestión dinámica en las entidades. Los Consejos de Administración, así como sus políticas, especialmente las de inversión cobran una vital relevancia durante los próximos años.

 El futuro de los ahorros, se decide hoy y mañana y pasado y su gestión activa desde una visión cliente debe garantizar que ningún asegurado quede desamparado en un futuro en el momento del cobro de la prestación.

 

Artículo publicado en ADN del Seguro: http://www.adndelseguro.com/es/opinion/firmas/ano-2052-voy-cobrar-mi-pension

 

Los comentarios están cerrados.